¿Qué lugar ocupas?


Desde hace muchos años se nos educa para ocupar un lugar en la sociedad. ¿Pero qué lugar?

El lugar que nos dicen que se debe ocupar: hay épocas en la que dicen que lo que se necesitan son obreros, otras en la que lo que se necesitan son operarios de maquinaria industrial, en algún país necesitan ahora economistas, en otro abogados...

Hacen falta ingenieros para lograr tal cuestión, por aquí necesitamos médicos… y entonces toda la educación se convierte en una maquinaria para lograr ocupar ciertos lugares que “el otro” dice que hay que ocupar.

 ¿Quién es “el otro”? pues no importa. Porque lo que importa es que SEGURO NO ERES TÚ.

Y si no eres tú el que decide que lugar hay que ocupar, entonces ya lo sabes: en esa ecuación, tú, simplemente, no existes… y lo que digo es literal. Porque si no eres tú, será otro, entonces da igual si eres tú o es tu vecino. Porque lo que importa en ese paradigma, ya obsoleto, es que alguien se siente en esa silla, más allá de que seas tú o tu vecino. 

Entonces elegimos nuestra profesión de acuerdo a lo que dicen que se necesita, porque así sabremos que “tendremos empleo seguro”, y “sabemos” que esta profesión nos hará ganar más dinero que la otra.

Pero cuidado, porque como ya lo viste en nuestro artículo “¿Cuál es tu Verdad?” del blog, lo que “sabes” y por lo tanto haces verdad en ti, también vino del otro, por lo tanto, tú aún no existes, porque no lo has decidido.


¿Por qué cuesta tanto a la mayoría de la gente saber o encontrar su propio propósito?

Recibimos muchísimas personas con la misma dificultad, así que quiero que sepas que NO ESTÁS SOLO.

Quizá te choque cuando te diga porque elegí resaltar esas palabras que leíste recién: “NO ESTÁS SOLO”. Lo pongo en mayúsculas para que le choque a tu ego, y cuando luego logres atravesar ese choque, entonces el que estará recibiendo eres tú, y no tu yo.

Léelo en las dos vertientes: NO ESTÁS……SOLO.

No estás, porque aún no existes. 

Porque siempre que decidiste qué hacer de tu vida, esa decisión estuvo determinada de antemano, por lo que te dijo “el otro” que se necesita de ti. Por lo tanto, el que ha decidido, no eres tú.

Bien, ahora lo sabes, espero que hayas atravesado el choque, así ahora que estamos a solas, te hablo a ti que aun no sabes que hacer con tu vida.

Cuando quieres encontrar la solución a un problema, primero debes estar seguro de haber entendido cual es el problema. Y creo que hemos dado un gran paso. Sigamos caminando.


Tu misión en la vida

Te lo hemos dicho antes, y aquí va de nuevo:

Tu propósito no es algo que encontrarás. Tu propósito no es algo que algún día mágicamente sabrás que es.

¿¿¿Como??? ¿¿¿Y entonces???

¡Entonces aquí viene la magia!

TU PROPOSITO ES ALGO QUE DEBES DEFINIR.

Por primera vez vas a pensar y resolver TÚ MISMO este dilema existencial.

Tu propósito no existe…. Aún… por lo cual, si algo no existe, no es posible encontrarlo. Simplemente aún no está ahí. No puede ser encontrado algo que no existe.

Tampoco es algo que un día mágicamente sabrás. Porque como te dije antes, aún no existe.

Pero para resolver un dilema existencial, lo que primero debe suceder es: LA EXISTENCIA.

Debe haber alguien allí, que decida, que defina por sí mismo que hará cada día de su vida, más allá de lo que “el otro” diga que se necesita.

Te doy un tip: tú debes lograr Desear algo propio. Tanto lo debes desear, que entonces la necesidad estará sujeta a ese Deseo…. Y NO AL REVÉS.

No abraces la necesidad. ABRAZA TU DESEO, y entonces éste contendrá en sí mismo la necesidad.

Entonces, por el simple y no tan fácil de lograr, hecho de que desees algo, ¡lo que sea! con todo tu ser, con toda tu fuerza, hará que el universo te ponga siempre a tu alcance lo necesario para llegar hasta allí.

¿Me entendiste? ASI FUNCIONA.

¿Y entonces, como sé lo que debo desear?

Remítase al punto anterior: no es algo a saber o a encontrar. Es algo a definir. Es una acción. Es una decisión.

Es una decisión PROPIA.

Hay quienes dicen que venimos a este planeta, a esta vida, a cumplir una misión. Y se basan en esa creencia para concluir en la “verdad” de que sí, hay un propósito que es a encontrar.

Yo, desde mi experiencia, te digo lo siguiente: sí, venimos con talentos, dones innatos, que nos pueden ayudar muchísimo a nuestro propósito.

Existen infinidad de habilidades que puedes aprender y en lo que te puedes perfeccionar. Existen cosas que te gustan y cosas que no. Cuestiones que te apasionan y cuestiones que no. Existen muchísimas de estas cosas que son anteriores a ti, y que están en ti. Naciste con ciertos talentos que te ayudarán muchísimo a lograr tu propósito.

¿Pero ves? Podríamos seguir así durante años, y no llegaríamos a lo que es tu misión en la vida, porque ESO es lo que debes decidir tu mismo. ¡Claro!, utilizando a favor todos tus dones y talentos, ¡que para algo están en ti! Y aprendiendo las habilidades que sean necesarias, para lograr tu DESEO.

Tu misión en la vida es: EXISTIR.

“La vida es dada; pero la Vida, Lo Propio, La Existencia, el Desocultarse, es Algo a Alcanzar…." Jose Luis Parise.

Definiendo tu Propio Propósito

Tú eres el único/a que puede lograrlo. Porque sólo tú tienes tus talentos y tus dones y si sumas a ello, tus experiencias, entonces lo que logras es algo completa y maravillosamente: ÚNICO.

¿Lo ves?

Y entonces estamos mucho mas cerca de tu propósito que antes. Porque los referentes que utilizas para definir tu propósito ya no tienen que ver con lo que otro te dicta. Tienen que ver muchísimo más contigo que antes.

Pero, ¡ojo! Que no estamos solos… somos muchísimos millones de personas y todos y cada uno de nosotros tenemos algo ÚNICO para dar. ¡Y todos y cada uno de nosotros tenemos mucho por recibir! Aquí, y solo aquí es donde entra “el otro”, pero que no es el mismo “otro” que antes…claro está.

Tu ya sabes en qué eres bueno, que talentos tienes, que dones tienes, y también sabes que puedes aprender cualquier habilidad que se te ocurra. Eso sumado a tu experiencia, como dijimos antes, dan como resultado algo único que tienes para dar.

Pero el otro, ese a quien le darás eso único que tienes tú, es tan importante como lo demás.

Así que debes de considerar: cual es la demanda que TÚ entiendes que hay, por lo cual, entonces sí, de acuerdo a esa demanda, le darás FORMA a eso que es tuyo, propio, para que realmente le sirva al otro, y así ayudes a solucionar la problemática que sea, que ese “otro” tiene.

Y si tú le vas a ayudar al otro a resolver algo, entonces para que haya un balance, ¿no debería el otro retribuirte con algo a cambio?

LLEGAMOS:

DEFINISTE TU PROPOSITO.

  • Elegiste qué quieres lograr en tu vida.

Y como es algo A LOGRAR, entendiste bien. Debe de ser algo que te imaginas será muy difícil, o imposible para ti. Solo así, te aseguras como NECESARIO tu Crecimiento Interno y Realización Personal en tu Nuevo Camino: EL PROPIO

  • Tienes tus talentos innatos, tienes tus dones.
  • Vas a aprender las habilidades que entiendas que necesitas para lograr alcanzar eso que DECIDISTE DESEAR.
  • Tienes la experiencia que solo tú puedes tener.
  • Entendiste qué es lo que la gente necesita.
  • Y decidirás con qué (por ejemplo, dinero) te agradecerán y valorarán lo que desde ahora solo tú puedes ofrecer.

ENTONCES AHORA SI:

¡Cada mañana será de entusiasmo porque tienes mucho por hacer! ¡Lo que haces es tuyo, es propio y te apasiona!

¡Cada día es un festejo!

Si, por supuesto que habrá problemáticas que resolver, ¡pero son desafíos! Porque ahora tú tomas tus decisiones, y te prometo: eso se reflejará en todo lo que haces.

Ya nada puede detenerte, porque tu camino es propio y solo tú decides que es posible y que no.

Y detenerte no es opción, porque nadie más que tú puede cumplir con lo que elegiste como lo haces tú. Porque eres único/a y por lo tanto lo que ofreces también lo es.

Entonces te levantas a la hora que quieres y, si de noche sigue el entusiasmo y no tienes sueño, entonces sigues avanzando en tu proyecto. ¡Y cada día ayudas a más personas, que cada vez más agradecidas están por lo que les brindas!

¡Es increíble experimentar que la venta de tu producto o servicio sea una consecuencia! Y no un fin en si mismo.

Es increíble ganar cada día mas dinero y que la gente esté feliz de hacer la inversión que les pides.

Felicidades.

Al fin, TOMASTE UNA PROPIA DECISIÓN.

Y ahora lo sabes: ERES ÚNICO, Y TIENES MUCHÍSIMO PARA DAR.

HAS CRECIDO Y éste es solo el comienzo….

DE TU NUEVO CAMINO:

EL PROPIO


Sabemos que Definir tu Propósito no es fácil. 
Simplemente es Necesario para quien quiere Realizarse Personalmente.
Por eso, te invitamos a que nos cuentes, en los comentarios debajo de este artículo,  tus dudas al respecto, porque entonces nos estarás ayudando a ayudarte y responder exactamente lo que necesita ser respondido. 


Autor: Marcos Ferraris 

Soy feliz compañero de Victoria, y creamos Enciende tu Faro, para ayudar a las millones de personas que se animen a conquistar su mundo.

 Desde mi momento a momento, quiero ser el mejor ejemplo de libertad para que nuestros hijos Julian y Tahiel sepan que no hay imposibles. 

Siempre, pase lo que pase, me dirijo hacia eso que digo querer.

No hay excusas, solo hay escalones y quiero Enseñarte como subirlos. 


Te regalamos esta guía gratuita con la que podrás dar los primeros pasos hacia la vida que deseas.


Segui nuestras aventuras por instagram y facebook 



También te puede interesar...

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies