TU cambio en tiempos de cambio

cambios

Podemos decir, y estaremos de acuerdo en que estamos atravesando tiempos de cambio, ¿verdad?

Salís a la calle, no hay gente… vas a un negocio, y si es que esta abierto, te atiende alguien con barbijo, y guantes, porque aparentemente hay un virus muy contagioso que se expande por el mundo, y afecta a muchas personas.

La gente no habla de otra cosa. Ya sea en chiste, o muy enserio, de lo único que se habla es de eso que nos dijeron que se llama coronavirus.


Si, evidentemente son tiempos de cambio.

En algunos países: “cuarentena obligatoria”. O sea, algo cambió.

Algunos “con suerte” pueden trabajar desde sus casas. Otros, con “menos suerte”, no pueden trabajar, por lo tanto, no ganan dinero.

Y quienes trabajan por el dinero de cada día y no pudieron ahorrar, ahora sí, sienten más miedo que nunca. Pero ya no sólo por el virus… sino, por todo el resto. Porque no hay con qué pagar la renta. Porque no hay con que comprar comida para los niños. Y podría seguir…


Seguimos de acuerdo. Tiempos de cambio.

Pero también pienso, de todos los momentos en los que disfruto en mi huerta, o cuando voy a caminar y a admirar el monte…


Yo puedo ir dos días seguidos a los mismos lugares en las sierras en donde vivo, y ¿sabes qué?

Nada está como ayer. La flor que ayer no estaba, hoy abrió. El árbol que tenia algunas hojas, hoy ya no… la piedra en la que ayer me senté, hoy ha rodado hacia abajo….

“Tiempos de cambio” …

La pregunta es… ¿existe algún momento que NO sea tiempo de cambio?

La respuesta, tristemente es SI. Pero solo es SI, en la ilusión de muchas personas que creen que no es necesario cambiar. Incluso creen que al estar en el día a día, haciendo lo mismo, se está igual.


El Virus más peligroso

Y entonces, te presento al verdadero virus.

 Ese virus que esta en la mente de muchas personas que las hace ilusionar con cuestiones tales como creer que la vida se trata de “estar contento”, o “pasarla bien” …

...y luego se acostumbran a padecer, por ejemplo, cierto síntoma físico, que, en principio, apenas aparece es “terrible e insoportable”, pero luego de unas semanas, lo hacemos más llevadero con unas cuantas pastillas que calman el dolor.

Dolor que mientras no le moleste a su yo, su ego, quedará inmortalizado por lo años de los años.

Y todo eso que describo, sigue siendo, señoras y señores, tiempos de cambio.


Cambio en tiempos de cambio

¿Que cambió en este tiempo de cambio en, por ejemplo, mi familia?

Vivimos en el mismo lugar. De día, disfrutamos del río, del jardín. Trabajamos Victoria y yo casi todo el día, en desarrollar – nos, desde Enciende tu Faro… comemos comidas riquísimas, estamos siempre juntos, de a 4, mucha risa, mucha salud por doquier.

Nosotros, nuestras perras, las plantas en la huerta, los gatos, y cada ave, insecto, animal que anda por el monte, todos en salud.


Pero entonces, en estos tiempos de cambio, ¿nada cambió para nosotros?

La verdad que, en cuanto a cuestiones del día a día... Nada cambió…

Pero entonces, ¿todo cambia todo el tiempo, o no? ¿En qué quedamos Marcos?

Todo cambia Todo el tiempo. Y en nuestro caso, en este tiempo de virus que acecha en la mente de mucha gente, y ya en lo físico en muchas personas….

Lo que está cambiando es Cada Quien.

Cada quien, siempre decidiendo ser mejor que el minuto anterior.

Cada quien haciendo lo que hay que hacer para crecer. Crecer requiere cambiar. Pero cambiar no se trata de cambiar tus hábitos.

Cambiar se trata de Decidir tu Nueva Posición ante la VIDA, para que cada día tu realidad sea mas acorde a lo que tu quieres en ella.

¿Para tener más cosas? NO.

¿Para cumplir sueños? NO.

Para que, camino hacia tener las cosas que quieres, y cumplir los sueños que cumples, entonces, mires hacia atrás y te des cuenta de que aquel que no cumplía su sueño, y no conseguía aquello que le parecía imposible, quedó atrás, y el de hoy, no es el mismo.

Y cumplir esos sueños y conseguir lo que antes no conseguías, es solo el reflejo del crecimiento que has decidido hacer.


¿Y porqué creo que es importante hablar de crecimiento hoy, con el mundo tan revolucionado?

Si en realidad, el mundo entero esta queriendo parar, cuarentena de acá, cuarentenas de allá, quédense en sus casas… “paremos el país 10 días” dijo el presidente del país donde estoy ahora.

Hoy más que nunca es importante que te re replantees la importancia de crecer.

¿Porque estoy tan seguro de esto?

Te lo voy a contar de manera resumida y muy clara:

Yo le pregunté a alguien qué estaba haciendo para evitar el contagio del virus que dicen anda por ahí.

Entonces me respondió: “no hay mucho que pueda hacer, me lavo las manos seguido con alcohol, me quedo en casa y no salgo”.

Y entonces lo que describió es básicamente, lo que está haciendo la mayoría de la gente.

Y después está el otro extremo: “este virus es mentira, lo usan para hacernos entrar en pánico, y así nos controlan, etc., etc., etc.”

¿Qué hay de distinto entre estas dos posturas? NADA.

Las dos posturas dejan afuera lo mas importante a la hora de realmente querer estar en salud. Mas allá de la amenaza de la que se trate.

Por un lado, creer que lavándose las manos y quedándose en casa se evitará la enfermedad, es la mejor manera de asegurarse la enfermedad. ¡La que sea!

Y, por otro lado: la negación total, enfermedad peor que el virus que pudiera andar por ahí acechando.

Y como en toda dialéctica, que es por definición imaginaria, hay una tercer posición que incluye las dos posiciones dialécticas que acabamos de describir y las trasciende.

Pero esa tercer posición es la que se encontrará únicamente si hay un sujeto que la proponga.

 Jamás será el ego quien te la muestre, por lo tanto, la decisión de mirar el noticiero para que el “otro” de turno te diga qué pasa con ese virus en tu vida, es alimentar eso que te quiere mas muerto que vivo.


¿De qué depende que un virus te afecte o no?

Depende de si lo dejas entrar o no.

¿Cómo que si lo “dejo” entrar? ¿No es que el virus anda por ahí y si tengo mala suerte entra en mí, y me enferma?

NO.

Para que el virus entre tiene que haber una puerta abierta. Y el único que puede dejar una puerta abierta en ti, eres TU.

Cuando estás en tu casa, pasa el tiempo, y te la pasas en cuarentena para que no te agarre el virus… ¿qué haces para seguir creciendo?

¿Como estás aprovechando el tiempo en este tiempo de cambios?

¿Qué estas cambiando tu, en ti, para ser mejor que antes?

En tiempos de crisis es cuando más hay que expandir.

Fíjate el automático de la gente. Hay crisis, entonces achican… ¿funciona? NO.

No funciona por la sencilla razón de que achicar es exactamente lo contrario a lo que hace el universo. ¿El universo es expansivo, y tu quieres reducir? Entonces estas yendo en contra del universo.

Y si la vida se expande y tu te achicas, entonces ¿vas en contracorriente de la vida? SI.

¿Y qué es eso? Sencillamente muerte.

Entonces, es tiempo de cambio, hay un virus dando vueltas por ahí, y vas al super y te abasteces para 6 meses “por las dudas” … ¿cuál es el mensaje que le estas dando al universo cuando haces eso? ¿Existe otra posibilidad que no sea que lo haces desde el miedo?

Tu motivador para comprar tanta comida (o papel higiénico?) que en días normales no comprarías, ¿es otro que el miedo? Entonces, emanas miedo mientras haces tus compras, ¿y esperas que el universo te envíe algo distinto que eso? Ese es el verdadero virus que abre la puerta al que dicen que tiene corona.

¿Logras ver lo que te digo?

La única y mejor forma de no dejar entrar el virus en tu vida, es no dejar entrar la muerte en tu vida.

¿Como es esto?

Además de lavarte las manos, y quedarte en casa… ¿te estas ocupando de asegurarte brillar? Brillar y disfrutar cada momento, haciendo Eso distinto que te hace bien. ¿Eso distinto que te desafía y te saca de tu zona de confort?

Porque cuando te ocupas conscientemente de brillar, y estar fuera de tu zona de confort, te cuento, que solo así, estas a favor de la vida.

Brillar, desafiarte y crecer, es ir a favor del universo, y es ir a favor de la Vida. Y no hay muerte que pueda con la Decisión de Vida.


Así que cuando estés en tu casa, de cuarentena, con lo que parece la excusa perfecta para hacer nada, pregúntate a ti mismo….

“Que voy a hacer hoy para ganar Vida?”.

Verás, que eso en lo que pones la atención es lo que crece en tu vida.

Jamás nos enseñan qué es valorar. Lo que nos enseñan es eso que “tenemos” que valorar.

Eso con lo que ocupas tu tiempo. Eso con lo que ocupas tu mente. Todo eso es lo que valoras, aunque no lo sepas. Y como lo valoras tanto, el universo te lo da con todo gusto.

Ahora decides tu…

¿Valoras el coronavirus? O ¿Valoras tu nuevo desafío?

¿Valoras la muerte? O ¿valoras la VIDA?

Todos los tiempos son tiempos de cambio.

Pero sólo tu puedes decidir tu cambio. Si no, tu cambio será decidido por el “otro”.

Autor: Marcos Ferraris 

Soy feliz compañero de Victoria, y creamos Enciende tu Faro, para ayudar a las millones de personas que se animen a conquistar su mundo.

 Desde mi momento a momento, quiero ser el mejor ejemplo de libertad para que nuestros hijos Julian y Tahiel sepan que no hay imposibles. 

Siempre, pase lo que pase, me dirijo hacia eso que digo querer.

No hay excusas, solo hay escalones y quiero Enseñarte como subirlos. 


Te regalamos esta guía gratuita con la que podrás dar los primeros pasos hacia la vida que deseas.


Segui nuestras aventuras por instagram y facebook 



Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies