«Eso es imposible»

Tienes un trabajo que no te llena, no te alcanzan las vacaciones y quieres más para tu vida.

Te han marcado un camino, es lo que todos hacen, ¿pero es para ti? ¿Para qué haces todo lo que haces? ¿Por qué no te animas a salir de ese círculo? ¿Miedo? ¿Aceptación? ¿Resignación?


¿QUIÉN ESTA DECIDIENDO CUANDO CONSIDERAS QUE ALGO ES IMPOSIBLE?

La sociedad, la escuela, la universidad, nos muestra un camino general limitado, de cómo debería ser nuestra vida.

En muchas culturas occidentales hay que estudiar, conseguir trabajo, formar familia, tener una casa y comodidades, para luego jubilarnos y disfrutar de lo que queda.

Estas opciones limitadas, no son para todos. No somos iguales, ni tenemos los mismos talentos, ni las mismas formas de expresar nuestra inteligencia.

Hay quienes, por seguir este camino establecido sienten que todo va mal, aunque hayan hecho “lo correcto”.

A los 18 años tenemos que tener en claro qué queremos hacer toda la vida, y para algunos funciona, pero para otros…

Otros van dando tumbos (como lo hice yo), tratando de adivinar en el camino qué les gusta, o qué les va a dar más dinero, total no se trata todo del trabajo, y se conforman con sus ratos libres.

Tienes el dinero para sobrevivir, esperas el final de tu jornada y siempre los fines de semana y las vacaciones te quedan cortos. ¿Realmente esto es vida? 

Quiero que te lo preguntes. ¿Cuál es el costo de sobrevivir? ¿De tener seguridad?


ENCONTRAR TU ELEMENTO

¿Por qué es tan difícil encontrarle la vuelta, si todos tenemos capacidades únicas?

Leyendo el libro El Elemento de Ken Robinson (te lo recomiendo), encontré la respuesta.

Culturalmente, siempre se ha valorado la inteligencia verbal y matemática, y se han dejado a un lado todo el resto de las capacidades increíbles que tenemos.

Aprendimos a adaptarnos y a obedecer, creyendo que tenemos que elegir entre esa variedad limitada de opciones. Ser profesional, tener formación universitaria, ser bueno en las asignaturas de la escuela, sentarse y escuchar al profesor, aprobar exámenes…

Todo esto no está mal, si quieres ser el empleado “perfecto”, pero hay muchas más variantes.


El libro, repasa historias de personas, que les iba mal en la escuela, o que se aburrían.

Personas incomprendidas, que cuando encontraron esa conjunción de Capacidades y Pasión, descubrieron que había mucho más que lo que les habían propuesto en la sociedad.

Todos tuvieron en común que, gracias a encontrar su Elemento, llegaron mucho más lejos que otras personas, porque su pasión y amor por lo que hacían, los hacía superar frustraciones, miedos, obstáculos, e incluso limitaciones físicas.

El enfoque de Ken Robinson, te estimula a encontrar esa combinación propia de habilidades, talentos, y pasiones, para que vivas una vida con sentido.



CAUSAS POR LAS QUE NO NOS CONECTAMOS CON EL ELEMENTO

  • Limitaciones propias: Los miedos, las frustraciones y la falta de confianza en uno mismo, son impedimentos duros de atravesar. La actitud es fundamental. La determinación de ser uno mismo tiene un gran poder que supera limitaciones físicas, mentales, culturales, etc.
  • Limitaciones del entorno: Alguien que te impida- o quiera hacerlo- hacer aquello que amas. O que te encuentres envuelto en una red de obligaciones y expectativas que te pongan límites. Muchas personas no encuentran el Elemento porque no tienen la fuerza, confianza o motivación necesaria, para salir de ese círculo restrictivo de relaciones.
  • “El pensamiento grupal” es otra forma de limitación del entorno, en el que se cree que, si la mayoría lo hace, debe estar bien. Que el grupo sabe mejor que uno cómo deben ser las cosas, aunque el instinto te diga algo distinto.
  • Limitaciones culturales: Las culturas en las que nos criamos, afectan nuestros puntos de vista y valores. Y determinan cómo vemos y pensamos la realidad que nos rodea. Si nuestras pasiones son incongruentes con la cultura, puede impedir que alcancemos el Elemento.


CAMBIAR LA MENTALIDAD

Todas estas cosas, las que damos por sentado, están tan arraigadas que muchas veces ni siquiera las cuestionamos. Al fin y al cabo, cuando consideras que algo es imposible, te basas en esas creencias. Esas creencias son las historias que te han contado y ahora te cuentas.

Y no se trata de echar culpas, sino de ir más allá de lo dado. Si quieres ir más allá, deberás generar nuevos caminos y cambiar la historia que te cuentas.

¿De dónde has sacado que tienes que aguantar un empleo que detestas o que no te llena? ¿Qué hay que ir si o si a la universidad? ¿Que es imposible vivir de la música? ¿Qué tienes que trabajar toda la vida y luego retirarte con una jubilación?

¿Cuáles son tus conceptos de inteligencia, capacidad, creatividad? ¿Alguna vez has considerado diseñar tu vida a gusto, y actuar teniendo en cuenta tus requisitos? ¿Por qué hay que conformarse, cuando este mundo actual está lleno de oportunidades diversas?

6 CLAVES PARA DEJAR ATRÁS LOS IMPOSIBLES

1. Diseña Tu Vida

¿Cómo quieres que sea tu día a día? ¿Cómo quieres que sea tu ambiente? ¿Con qué personas quieres compartir tu cotideaneidad?

Nuestro primer sueño de una forma de vida distinta, fue hace 11 años.

Un lugar en la naturaleza, con tierra para cultivar nuestros alimentos, libertad de tiempo. Queríamos un arroyo que pasara por el jardín, para disfrutar del agua pura. Un lugar amplio, con bosque, frutales, silencio y apartado (nuestro lado ermitaño).

No teníamos dinero, o solo lo justo para vivir, pero teníamos clarísimo nuestro objetivo. Y llegó. Un rincón en las sierras de córdoba, en Capilla del Monte, Argentina, que cumplía con todas las características.

Ninguno de los dos sabía muy bien lo que significaba vivir en el campo, porque ambos veníamos de la ciudad, pero aprendimos y nos esmeramos para concretar el huerto, los frutales, y vivimos 10 años en este lugar soñado (Con arroyito de vertiente en el jardín)

Diseña tu vida con detalles, y escribe todo, aunque hoy lo veas como algo imposible. Luego, crea un plan, y ábrete a las posibilidades que el universo ofrece a quien se dirige a concretar lo propio.

Cuando logres lo que te has propuesto, quizás cambies la perspectiva, o te vas a dar cuenta de que te han faltado detalles que hoy te parecen importantes.

Por ejemplo, con la mentalidad que teníamos en ese momento, vivir simple significaba que no nos importaban las comodidades ni el dinero. Cuando cambiamos nuestra relación con el dinero, nos dimos cuenta de que es importante darle un lugar en tu diseño de vida.

2. Tu edad no importa

Tengas 25, 30, 50, o 80. No importa. Bueno, quizás si quieres bailar ballet profesional y nunca lo has hecho y ya tienes 80, es menos probable que puedas hacerlo :D, pero puedes intentarlo.

Si crees que ya es tarde para cambiar de enfoque, de trabajo, para viajar, es cierto.

Es cierto porque así lo crees, y encontrarás todas las justificaciones y excusas posibles para basar tu decisión.

Pero si cambias tu visión, tu concepto de edad… A ver, hay personas que se creen viejas a los 50 y así lo actúan, y hay personas que se sienten jóvenes a los 65 y puedes ver a simple vista que son muchísimo más vitales que las anteriores.

Hoy día, la expectativa de vida ha aumentado, el promedio que es ¿80? Un poco más, un poco menos… A ti, que te crees viejo a los 50 ¿Estás dispuesto a seguir igual por 30 años más?

Lo mismo va para los jóvenes, que creen que los cambios lo van a poder hacer después, que ahora pueden sacrificar su tiempo en pos de ascensos, prestigio, relaciones. El momento es ahora, luego puede que te arrepientas de no hacerlo antes, o que en la rueda nunca lo hagas.

¿Crees que algo es imposible por la edad que tienes? Revísalo bien, y si es necesario, cambia las reglas.

3. Aprende una nueva habilidad

No sabes qué te gusta, qué camino tomar, qué hacer. Aprende algo nuevo. Cuando te abres a algo nuevo, muchas veces encuentras talentos que no sabías que tenías. O descubres que, haciendo eso, el tiempo parece fluir distinto.

A veces, crees algo imposible, porque aún no has dado con la herramienta adecuada.

4. Rodéate de quienes viven como quieres vivir.

Cuando cambias internamente, cambia tu entorno. Y aparecen personas afines a ti. Eso es cierto.

Pero también, cuando te decides a vivir la vida que realmente quieres, personas de tu entorno, intentarán desmotivarte. No lo hacen por maldad, claro, pero les reflejas sus miedos, inseguridades, creencias limitantes.

Por lo que te animo a que elijas con quien quieres relacionarte. Quien te aporte, quien estimule tu crecimiento, quien te ayude a poner tu plan en marcha.

Si no encuentras personas así a tu alrededor, forma tu tribu a través de internet. En el mundo hay gente, que al igual que tú, quiere vivir la vida a su manera.

Inspírate con blogs, libros, películas, que te ayuden a mejorar tu nueva visión, para darle forma.

Trabajando nuestro nuevo diseño de vida, en el que queremos vivir viajando con nuestros hijos, conociendo culturas, disfrutando sabores, y con la libertad que te da el mundo digital, y aun sin conocer personas en nuestro entorno que lo hagan, nos inspiramos con personas que ya viven así, como el creador de Inteligencia Viajera, Javier Elices de Monetizados, Alfonso y Christian y más.

Así, leyendo sus posts y viendo sus vídeos, comenzamos a creer realmente posible, esta forma de vida.

5. Recuerda que las limitaciones están en ti.

Los obstáculos que te encuentres en el camino te mostrarán qué tienes que trabajar en ti mismo. No me creas si no quieres. Quizás prefieres ponerte como víctima de las situaciones, o enojarte con los demás por lo que TE HACEN.

Sé que tomar responsabilidad de lo que te sucede, te empodera.

Porque descubres que sólo estás polarizando afuera, eso que puedes mejorar en ti y te hace tomar las riendas de tu vida.

Quizás tienes que aprender a decir no, poner límites, abrirte a cosas nuevas, mejorar tu relación con el dinero, darte cuenta de las ideas rígidas que tienes, descubrir un patrón de comportamiento que no te ayuda…

Cuando pones el foco en ti y te haces cargo de tu parte, todo cambia. Todas las personas que atravesaron sus limitaciones, están felices de haberlo hecho, aunque les haya llevado frustraciones y aprendizajes.

6. Enfócate en ayudar a otros haciendo lo que amas

Pensar en hacer dinero con lo que amas, suena a utopía, o sueño de algunos pocos. Hacer lo que amas, muchas veces, queda en categoría de hobby, algo para hacer en tu tiempo libre.

Imagínate que haciendo eso que amas, con esa energía que irradias cuando estás en lo tuyo, alguien más se beneficia.

Emocionándose con tu voz, disfrutando de la taza de cerámica en el desayuno, leyendo tus aventuras y transportándose imaginariamente a ese lugar desde su silla de oficina, divirtiéndose cuando le haces una llamada de venta.

Ayudar a otro, no significa sólo actuar como la madre Teresa (aunque también puedes :D), se trata de mejorar aunque sea con una sonrisa, un cumplido, un servicio, unas palabras, una oreja, que se sienta comprendido, hacerle feliz con una hermosa imagen, divertirlo con un video, hacerle comprender que hay otras opciones… Hay tantas formas únicas, como seres humanos en el mundo.

Y cuando te enfocas en esto, en aportar valor, y lo haces desde la mejor versión de ti mismo, el dinero es una consecuencia lógica.

¿Pensar en dinero cuando ayudas? Le ofreces algún producto o servicio a alguien, y sabes que eso puede mejorar o transformar la vida de esa persona.

Tú que has creado ese producto o servicio, que te ha llevado aprendizaje, experiencia, y darle forma ¿Querrías regalarlo?

Si dices que sí, piensa por un momento, ¿qué sucedería si gracias a que te pagan tu producto o servicio, puedes seguir mejorando y creciendo para dar algo cada vez más transformador? o ¿invertir en alcanzar más personas a las que le puedes transformar la vida?

Y hasta aquí llegamos, se hizo largo, pero creo que puedes sacarle jugo.

Me encantaría que comentes ¿Qué crees imposible? Y si hay algún punto del post que puede ayudarte a cambiar esa perspectiva. 

Espero tus comentarios!!!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies