fbpx

«Yo Soy Libre»


¿Estás seguro de que sos Libre?

¿Como definís lo que significa ser Libre?

¿Te levantas cada día a la hora que querés?

¿Decidís qué hacer día a día?

¿Disfrutas siempre de lo que haces o es que tu disfrute depende de eso que haces?

¿Tenes siempre el dinero para obtener eso que te acerca a tu objetivo?

¿Tenes un objetivo claro?

Incluso si tus respuestas a estas preguntas te llevan a pensar que sos libre, te podrías estar mintiendo a vos mismo.



Así que te pregunto algunas cosas más:

¿Quién decide hasta donde llegas en, por ejemplo, tu trabajo?

¿Quién decide si es tiempo de crecer, o es tiempo de esperar?

¿Qué haces ante eso que te quiere frenar, ya sea dentro tuyo, o afuera?

¿Podemos acordar en que la libertad es un término muy amplio, y que puede haber tantas definiciones de la palabra libertad, como gente a la que le preguntes que significa?


Pero entonces, ¿quién tiene la verdad?

Te voy a responder.

Todos los que respondan tienen su verdad. Y esa verdad es la que limitará esa libertad que dicen tener.

Pero entonces, ¿la libertad tiene un límite?

El que tiene el límite es el que define su libertad.

Alguien puede decir, soy libre porque gano tanto dinero que hago lo que quiero. Entonces relaciona la libertad con el dinero. Y eso es ser limitado.

Otra persona puede decir, soy libre porque me levanto a la hora que quiero, y decido que hago durante el día. A veces falta dinero, pero no sufro, porque soy libre. Entendamos que, si la forma de expresar que a veces no tiene dinero es con una falta, entonces, ahí hay un límite en eso que define como libertad.

Hay quienes dicen que la libertad es un estado de la mente. Y acuerdo con eso, siempre que su realidad externa refleje ese estado mental que dice tener.

Recuerdo una muy buena frase que dice: La mente es un muy buen criado, pero un muy mal amo.

Así que, si tu mente te hace creer que sos libre, pero te hace chocar siempre con las mismas cuestiones, entonces, no sos libre.


¿Entonces quien es libre?

Libre es quien confía en el proceso, no por el proceso en sí, sino, porque confía en desde donde decide cada paso que da.

Libre es quien decide cada paso que da, y no depende de quién le rodea.

Libre es quien reconoce su límite antes de que éste sea. Entonces decidirá cuando y qué es lo que eso limitará, para así no limitar su realidad.

No te marees… Pensalo.

Si ya sabes qué es lo que está en vos y te limita, entonces lo ves venir. Y antes de que llegue, vos limitas al límite en vos. Resultado: ya no hay limitación. Pero ese límite que limitaste, sigue ahí. Entonces, decidís cuando lo usas a favor.

Ser libre no es no tener límites. Ser libre es decidir cuándo poner ese límite en juego.

Cuando decidís vos, el yo te sigue. Y si ese 90% juega a favor. Prepárate. Porque el resultado es:

No hay más límites.


No confundas el ser libre con obviar la ley. Porque hacer como que la ley no existe, significa depender de que no te encuentren. Entonces, dependés.

Pero ser libre, tampoco significa someterse a la ley. Porque entonces, dependes de esa ley.

Ser libre es considerar la ley, sin someterse. O sea, incluso la ley que podría parecer en contra, es para usar a favor. Pero en algunos casos, no será así, si es que no hay un sujeto que la use.

Cuando el viento sopla en contra, debe haber alguien que gire la vela.

¿Podemos decir que un árbol en la selva es libre? Puede que tenga toda el agua que necesite. Todo el alimento en la tierra mas fértil. Nadie lo contaminará. Y seguro tendrá muchos aliados en quienes apoyarse. Pero recordá, que ahí donde nació, tendrá que estar toda su vida.

¿Podemos decir que un animal en la selva es libre?

Tiene alimento, tiene agua, puede ir a donde quiera. Pero recordá… siempre habrá alguien que querrá alimentarse de él.

Pero si el árbol no se puede ir, y el animal se tiene que cuidar de que no lo devoren. ¿Son libres?

Si una persona tiene todo el tiempo del mundo, tiene alimentos para toda su vida, tiene todo el dinero para hacer e ir a donde quiera, tiene la pareja que elije, los hijos que quiere tener, etc. Entonces ¿es libre?

Como ya dijimos antes, solo será libre si desde una firme decisión, decide encontrarse consigo mismo en cada cuestión que se le aparece en su camino. Para así decidir sobre su límite, y no que sea lo contrario, como en el 90% de las personas en la humanidad.

Una persona, a diferencia de un animal o una planta, puede DECIDIR su libertad. Y esa responsabilidad, no todos la querrán.

Es más fácil decir: “me pasó esto, porque aquel es un desgraciado”, lo cual indica una terrible e infantil dependencia.

 Que decir, “me paso esto, porque yo hago lo mismo conmigo mismo, y eso vino a enseñarme”. En este ejemplo hay alguien que se hace responsable de su realidad. Hay alguien que, al hacerse cargo de su realidad, entonces puede decidir, que eso no suceda más, y eso es lo que lo hace libre.

La decisión de vivir en libertad, requiere de valentía, coraje, y un compromiso con la vida que solo es de unos pocos. Al menos, hasta ahora.

Pero también es cierto que somos cada vez más.

Encendé tu Faro, y comprometete con tu VIDA.

La incomodidad que experimentas estando en tu zona de confort es historia y queda atrás desde el mismo momento en que tomas esa decisión.

Nadie más que vos puede elegirlo para tu vida.

Y te recuerdo, vos querés ser libre.

Vas a ver que eso a lo que le temías, no está tan mal.

Vas a ver que le temías porque no lo conocías.

Siempre, SIEMPRE es peor el temor, que eso a lo cual crees temerle.

Entonces, iluminá tu camino, hacete cargo de tu vida

No más excusas.

Tus hijos serán testigos de tu cambio, solo sentirán admiración.

¿Qué hay más gratificante que la admiración de tus hijos?

Solo tu libertad.

Y tu libertad no te es dada, si fuera asi, dependería de que otro te la de.

Tu libertad es A GENERAR.

Compartelo con tus amigos y familia en Redes Sociales, o guárdalo en tu tablero. 

Autor: Marcos Ferraris 

Soy feliz compañero de Victoria, y creamos Enciende tu Faro, para ayudar a las millones de personas que se animen a conquistar su mundo.

 Desde mi momento a momento, quiero ser el mejor ejemplo de libertad para que nuestros hijos Julian y Tahiel sepan que no hay imposibles. 

Siempre, pase lo que pase, me dirijo hacia eso que digo querer.

No hay excusas, solo hay escalones y quiero Enseñarte como subirlos. 


Te regalamos esta guía gratuita con la que podrás dar los primeros pasos hacia la vida que deseas.


Segui nuestras aventuras por instagram y facebook 



2 comentarios en “«Yo Soy Libre»”

  1. Hola Vicky, Marcos y peques!
    Gracias por darnos éstos animos, ganas, energia y creer que todo se puede. Qué todo se pude lograr si uno quiere, claro esta, la decisión esta en nuestras manos! ojala que esto se contagie, y se comparta uno con otros, porque las personas tenemos que saber que siempre se puede mas,mas y mejor! los acompaño en este hermoso y fuerte camino!!
    muy bueno el BLOG!

    Responder
    • Sí!!! Es una decisión que te marca todo el resto de tus decisiones. Y esto se va a contagiar a medida que cada vez más personas nos animemos a ir más allá de nuestros límites. Como lo estás haciendo vos!

      Un abrazo!!! Y brindo por la magia del más y mejor (de lo armónico a lo que queremos, claro)

      Responder

Deja un comentario