No tienes problemaS, sino, un solo problema

¡Compartilo!


Te quiero contar una historia que ojalá, te ayude a entender ESO que es fundamental entender en esta vida.

Acá va la historia: 

"Cuando tenía 27 años, me puse de novio con una chica, y decidimos mudarnos de la gran Buenos Aires, a un pueblo chico en provincia de Córdoba Argentina.


En ese momento no tenía vehículo, pero lo necesitaba para trabajar, por lo que agradezco la ayuda de mi madre, quien me regaló mi primer auto, y así fue mucho mejor.

Luego, al poco tiempo, dejé a esa chica, y me puse a trabajar, de mozo, en donde un amigo de ese momento, me ayudo a entrar.

Así como ahora y siempre, en esos años tenía sueños. Pero en ese tiempo, eran más mis limitaciones mentales, que los sueños, por lo que, siendo sincero, te digo, ni me animaba plantearme la posibilidad de cumplir alguno de ellos.

Quería viajar, quería tener un muy buen vehículo, (camioneta nueva para ser más exacto), ser dueño de mi tiempo, tener mi emprendimiento propio, etc. Mi mayor fantasía en esos momentos era viajar a Polinesia (es cierto que ni siquiera sabía en qué parte del planeta quedaban esas islas), pero como era una fantasía, ni me fijaba en eso.

Cuando ya no sabía más que tratar de vender, porque en todo me iba mal, se fue dando por casualidad, que llevaba a la gente en mi auto a recorrer los distintos puntos turísticos de la zona, y como yo no era taxista “oficial”, no tenía idea de los precios que cobrar en esos viajes, así que decidí hacerlo “a voluntad”. La gente me daba lo que consideraba que el viaje había valido.

En esos primeros meses, y, mejor dicho, por un par de años, mi economía no era buena. Realmente podría decir que era ¡casi inexistente! Pero siempre fui de hacer más que no hacer, así que “me arreglaba”. Siempre alguien compraba lo que yo vendía, aunque no fuera quizás porque lo necesitaban, sino, para ayudarme.

En ese tiempo, conocí a Victoria, mi actual compañera, y madre de mis dos hijos Julián, y Tahiel. Pero quiero decirles que Victoria, con toda su paciencia, siempre está a mi lado, incluso cuando me surgían cuestiones de inseguridad mía, totalmente injustificadas por supuesto, pero sabemos que el psiquismo no necesita justificaciones reales, ¡con lo imaginario alcanza!

Hace aproximadamente 5 años, tuve un día de esos en que entendí algo que hizo que, si bien en mi realidad aun nada había cambiado, de alguna manera que no se explicar con palabras, todo dentro mío había cambiado.  Y esto es lo que te quiero contar hoy.

Y te voy a contar esto, tal cual, lo entendí yo, porque creo que es la mejor manera de compartirlo, o sea, desde mi propia experiencia.


Lo identico en lo diferente

Te pido que la forma en que sucedieron los acontecimientos en mi vida, no te tapen la verdadera enseñanza que hoy te transmito.

  • Como te dije antes, al principio conocí una chica, y nos mudamos a un pueblo tranquilo.
  • No tenía vehículo, mi madre me regalo uno.
  • No tenía empleo, mi amigo me hizo entrar de mozo.
  • Llevaba a turistas a puntos turísticos clave, me pagaban a voluntad.
  • Cuando vendía cosas para ganar dinero, la mayoría de las veces, me compraban para ayudarme, más que porque ellos necesitaban lo que yo vendía.
  • Mi relación con Victoria, en los primeros momentos, fue mucho, gracias a su paciencia.

Estos 6 elementos de esta historia, son los que elegí para mostrarte de que se trata ESO que entendí y es lo que quiero que entiendas vos hoy.

Mas allá de la forma que tienen. ¿Qué es eso idéntico que hay dentro de esos 6 puntos que describo arriba?

Te voy a dar la respuesta, pero quiero que no sea para que dejes de pensarlo, ¿ok?

Lo idéntico en todo eso, es que hay una constante DEPENDENCIA. Dependí de mi madre para tener el auto. Dependí de mi amigo para tener trabajo. Dependí de mi ex para decidir mudarme a un pueblo. Y así, el resto.

Con el tiempo, fui viendo como la Dependencia se jugaba en cada área de mi vida. Yo depender del otro. O generar que otro dependa de mí.

Y esto, que es estructural en mí, se daba en todas las formas que te puedas imaginar. En la economía, en la salud, en la pareja, etc., etc., etc.

¿Porque te cuento todo esto, que es tan privado? 

Te cuento esto, porque creo que te puede ayudar la siguiente develación:

¡No existen problemas! Existe UN SOLO PROBLEMA, en la vida de cada persona. Y es ese problema (SINGULAR), que se reparte en todas las áreas.

Marcos, ¿me estás diciendo que mi enfermedad, mis problemas económicos, las peleas con mi jefe, y el no poder ascender en el trabajo es a causa de un mismo problema?

La respuesta, AFORTUNADAMENTE, ES SI.

Y cuando digo la frase: “Reconocimiento es Liberación” …. ¿Te suena?


Re-conocer para crecer

Bien, ahora entiendes qué es lo que tienes que Re-Conocer en cada situación, y área de tu vida. Porque cuando reconozcas eso ante lo cual siempre se has frenado en tu vida, sabrás que es lo que no te puede detener nunca más, si es que estas aquí para crecer. Y te cuento algo…. ESTAS AQUÍ PARA CRECER.

Crecer es generar tu propia realidad. Eso significa, ir más allá de lo establecido. Lo establecido por tu ego, que toma la forma de eso que sabe que a vos te frena, para que no crezcas.


El requisito es caminar

Hay un punto MUY importante en todo esto y es lo siguiente:

Hablamos de crecer, hablamos de reconocer, hablamos de áreas en la vida.

Para que todo eso exista, es necesario estar en movimiento. Si hablamos, por ejemplo, de camino interno, entonces necesitas caminarlo. Pero, ¿caminar hacia dónde? Y ésta es la primer clave. Necesitas caminar hacia ese lugar en el que vos decidís estar. Necesitas definir tu propósito.

¿Entendés lo que te estoy diciendo? Pensalo.

Hasta hace 3 minutos, pensabas que tenías muchos problemas. Ahora, sabes que tenés uno solo, pero que ese problema te seguirá el resto de tu vida, porque está en vos, para enseñarte que, si te detenés ante eso, no crecés.

Entonces, seguí. Continuá. Cuando eso que está en vos desde siempre, quiera resurgir, bloquealo, vaciate de eso, para así tener ese espacio vacío, en donde vos podés decidir.



¿Cómo encuentro eso que me frena?

Te voy a dar otra ayuda, para que te sea más fácil encontrar eso que a vos siempre te frenó:

Hay 4 elementos que componen eso en vos (pero que NO es tuyo, sino del ego) que siempre te frenó ante lo que querías conseguir, y por lo cual, te quedaste con lo que creíste posible para vos y no fuiste mas allá.

Y son:

  • Poder o no poder
  • Saber o no saber
  • Tener o no tener
  • Deber o no deber

Solo 4 y nada más. Simple, ¿verdad?

Lo difícil es que aparece en tantas formas distintas que te obliga a estar super atento cada instante de tu vida. 

Especialmente... y ¡presta atención a esto!

Especialmente cuando ¡empezás algo que es nuevo! Ahí siempre, siempre, siempre, ¡el ego atacara! Y si no estás allí donde estás, muy presente, jamás lo veras venir. Y si no lo ves venir, no solo te volverá a frenar, sino, que no lo vas a poder usar a favor.

 ¿Usar a favor? Marcos, ¿encima se puede usar a favor?

La genial noticia no es que se puede usar a favor. Es que ¡está ahí para eso! La energía es energía. Y te puede parecer que es en tu contra, pero depende de vos usarla, o que te use.

En mi caso, se que la dependencia es mi falla, y viene conmigo desde quien sabe cuántas vidas, pero siempre la uso a favor.

¿Como?


¿Cómo uso eso a favor?

Bueno, en este artículo, quiero que entiendas que:

  • No tienes problemaS, sino, un solo problema.
  • Debes detectarlo encontrando lo idéntico en lo diferente en “tus problemas”.
  • Debes reconocerlo para liberarte

Y por supuesto que te enseño a usarlo a favor. Pero no preguntes por el cómo aún.

Creo que ya tienes para trabajar lo suficiente por ahora.

Lo que sí te digo es que: si me preguntas “¿Cómo uso a favor esa falla en mí?” entonces te respondo: La respuesta está en la pregunta….

Cuando empezás a usar a favor, lo que antes te usaba a vos, tu realidad se modifica absolutamente, porque ya NO existe algo que te frena.

Lo que existe en vez, es esa energía que viene a vos para llegar a donde quieres llegar. Pero tenés que hacerlo vos. JAMAS se hará solo. 

Si se hace sólo, es porque vos no estas ahí. Y si vos querés crecer, tenés que estar. ¿Cómo haces para estar? Creciendo. ¿Y cómo haces para crecer? Estando ahí, donde antes había otro decidiendo por vos.

Gente…. NO hay imposibles. ¿O sí? Bueno… depende… ¿estás ahí?


Creo que es un muy buen momento para decirte que:

Enciende tu Faro nace desde las experiencias de dos personas, Victoria y Marcos (quien te escribe), en las que, camino al propósito que elegimos, reconociendo la falla en cada uno, y usándola a favor en la vida, a lo largo (cronológico) y a lo ancho (toda área), somos siempre, desde una firme decisión, el mejor ejemplo para nuestros hijos. 

Ellos ven con sus propios ojos, que no hay imposibles, que todo en la realidad de cada uno, depende exclusivamente, sin excepciones de cada quien, porque “como es adentro es fuera”.

Pero no quiero que te quedes solo con mi ejemplo.

Retraducí ésto a todo lo que en tu día a día te lleva a tomar decisiones que te frenan de conseguir la vida que querés.

El ministro de economía diciendo que se viene una crisis, o tu familia diciendo que lo que haces es una locura, que no se hace de tal o cual manera, etc., etc.

Entonces, te decimos a vos, papá, mamá, que querés emprender, pero entendés que con hijos no es tan fácil, y la cuestión de la economía, lo laboral, esta tan difícil, etc., etc., etc. Lo siguiente...

Enciende tu Faro esta desde ahora y para siempre, para ayudarte en:

  • Darte todas las herramientas para definir tu propósito.
  • Acompañarte en tu camino hacia ese propósito.
  • Darte las herramientas necesarias para descubrir cuál es tu falla
  • Enseñarte como usarla a favor
  • Enseñarte como hacer para que tener hijos sea una ventaja, y no un freno, en tu nueva vida (mas allá de que sigas con el mismo empleo o no).
  • ¿Hay algo más importante que resolver el único problema que tenemos en esta vida?
  • Si. Lo hay. Lo mas importante es RECONOCER ese problema. Porque si lo reconoces, quizás te das cuenta, de que no es algo a resolver…


¡¡¡¡Algo importantísimo que no te dije antes!!!!!

PD: Tengo la Camioneta con la que soñaba.

PD1: Por supuesto que sí, ya conozco Polinesia y ¡es un lugar realmente INCREIBLE!!!

PD2: ¿hace falta seguir? Creo que ya entendiste la idea… Lo importante no es haber conseguido eso. Lo Importante es que eso que conseguí, es por los cambios que hice en mí. Soy una versión cada vez mejor de mi mismo. En consecuencia, cada día, un mejor ejemplo para mis hijos.

Compartelo con tus amigos y familia en Redes Sociales, o guárdalo en tu tablero. 

Autor: Marcos Ferraris 

Soy feliz compañero de Victoria, y creamos Enciende tu Faro, para ayudar a las millones de personas que se animen a conquistar su mundo.

 Desde mi momento a momento, quiero ser el mejor ejemplo de libertad para que nuestros hijos Julian y Tahiel sepan que no hay imposibles. 

Siempre, pase lo que pase, me dirijo hacia eso que digo querer.

No hay excusas, solo hay escalones y quiero Enseñarte como subirlos. 


Te regalamos esta guía gratuita con la que podrás dar los primeros pasos hacia la vida que deseas.


Segui nuestras aventuras por instagram y facebook 



También te puede interesar...

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies